Nos complace presentarles esta sección dedicada exclusivamente a nuestros clientes. Clientes que comparten con nosotros los rincones especiales de sus hogares, en los que Endolia ha puesto su "particular toque". Gracias a éstos, nos es mucho más fácil explicar la finalidad de nuestra Empresa. Muchísimas gracias a cada uno de nuestros clientes de Norte a Sur y de Este a Oeste...

Disponemos de un gran número de imágenes que iremos incorporando, pero nos gustaría comentar como ha vivido nuestro equipo esos momentos con nuestros clientes, ya que detrás de cada pieza hay siempre una historia... Así que empecemos

Teletrabajo en el Hogar

La historia de este Escritorio es muy simpática. El matrimonio vive en un piso del centro de Madrid con dos habitaciones. Ángel trabajaba en casa desde hacía tiempo, y disponía de un cuarto habilitado para sus actividades docentes, lo que comúnmente conocemos como un Despacho. A consecuencia de la pandemia, su mujer Delia se ve obligada a ejercer su profesión en casa, y aquí surge el primer problema: ¿ Cuál va a ser el sitio adecuado para el trabajo de Delia? Hubo algunas desavenencias, pues Ángel no quería compartir su oficina, odiaba sentirse agobiado por la falta de espacio. Afortunadamente, se pusieron en contacto con Endolia y conseguimos solucionar el problema. Para evitar conflictos entre el matrimonio, no nos quedaba otra solución que disponer del Salón o del Dormitorio. Éste último ofrecía más posibilidades de integrar la nueva zona de trabajo de Delia, ya que así podrían disfrutar de su tiempo libre en una zona común.

Se fabricó el Escritorio París con medidas especiales y una Librería con puertas de cristal, para mantener lo más limpio posible su material de trabajo. Delia pretendía que el acabado de los muebles le sirviera de inspiración en su profesión y también, que armonizara con el decorado del dormitorio.

Tras el montaje nos comentaron lo contentos que estaban del resultado del diseño y de sus espacios independientes, pero ¿Sabéis cuál fue el nuevo problema? que había determinados días que Ángel tenía que descansar en el sofá del Salón ya que Delia tenía que seguir trabajando... esperamos que sus horarios se compatibilicen lo antes posible para su máximo disfrute. Delia, Ángel. un saludo muy grande

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede elegir no participar si lo desea.